UNA BODA CON HIDROMIEL

Celebre su boda en Costa Rica con un hidromiel elaborado en Costa Rica.

El hidromiel es la bebida alcohólica más antigua de la historia de la humanidad. Elaborado a partir de la fermentación de la miel, es una bebida muy relacionada con la mitología, ya que en la antigüedad era considerada como la bebida sagrada de los dioses vikingos, celtas, y griegos.

Actualmente es una bebida en moda, debido principalmente a su aparición en la conocida serie: "Juego de Tronos", pero además es la bebida por excelencia para los recién casados.

En Costa Rica Meadery se elaboran diferentes tipos y formatos de hidromiel, desde los más dulces hasta los más secos. Además, podrán personalizar las etiquetas de los hidromieles para que la botella que elijan sea única.

Disponemos de botellas de 330 ml y de botellas de 500 ml. Ambos son elaborados y fabricados de forma artesanal, incluido el etiquetado y el envasado.  Puedes colocarlos en el centro de las mesas como bebida para tomar o escoger el formato pequeño para utilizar como detalle para cada invitado. Si elegís los botellas de 330 ml, puedes entregarlos como marcasitios, junto a una etiqueta en la que incluyáis el nombre de cada invitado, o en una mesa de detalles en la zona del baile.

Nuestro producto se fabrica de forma artesanal y es el resultado de la fermentación de las mejores mieles de Costa Rica. Pura alquimia para los sentidos, ET TU BRUTE tiene 13,0% de ABV y marida perfectamente con quesos y pescados. 

El hidromiel está además repleto de leyendas... cuenta una de ellas que la "Luna de Miel" proviene de una tradición de la Europa medieval, en el cual el hidromiel era esencial para despedir a los novios después de la boda. Se utilizó como brindis final y como comienzo del matrimonio. Después de la boda, los novios recibían suficiente hidromiel para brindar durante un mes después de su boda, de ahí viene el término "luna de miel". LUNA se refiere a un ciclo de la luna (un mes), MIEL se refiere a hidromiel o vino con miel.

Esta bebida delicada pero potente no solo se consideraba la mejor manera de comenzar un nuevo matrimonio, sino que también se creía que mejoraba cualidades tan valiosas como la fertilidad y la virilidad. En numerosas ocasiones el novio, después de beber generosas cantidades de hidromiel, fue llevado por sus amigos al lado de la cama de su novia. Si nueve meses después, aparecía un bebé, se le daba crédito al hidromiel.

Según la tradición de la "luna de miel", cuando llega el momento de cerrar las festividades, la fiesta de bodas se reúne en torno a los novios. Todos llenan sus copas con hidromiel y brindan por una vida próspera y feliz.

¿Quieres que tu boda sea legendaria? Nosotros te ayudamos.