ENVÍO GRATIS EN CR POR COMPRAS MÁS DE ₡20,000 **

Reflexionando sobre una experiencia preciosa: Costa Rica Meadery en un Festival de Cerveza Regional

marzo 07 2024 – Michael Lindeman

Reflexionando sobre una experiencia preciosa: Costa Rica Meadery en un Festival de Cerveza Regional - Costa Rica Meadery
Reflexionando sobre una experiencia preciosa: Costa Rica Meadery en un Festival de Cerveza Regional - Costa Rica Meadery
La semana pasada, Costa Rica Meadery tuvo el placer de participar en un encantador festival de cerveza regional, ubicado en el pintoresco Jardín Else Kientzler, en el pintoresco pueblo de Sarchí. A lo largo del año, Alejandra y yo recibimos numerosas invitaciones a diversos eventos. A menudo, nos encontramos evaluando los pros y los contras, considerando factores como la distancia, el tamaño y la adecuación general. Sin embargo, nuestra experiencia reciente subrayó el valor indiscutible de participar en estas reuniones centradas en la comunidad, independientemente de su escala o ubicación.

Desde un punto de vista de marketing, el festival sirvió como una plataforma invaluable para presentar las ofertas de Costa Rica Meadery a una nueva audiencia. Nos encantó conocer a individuos de Sarchí, Grecia y las áreas circundantes, muchos de los cuales experimentaban nuestros productos por primera vez. Este evento nos permitió compartir nuestra historia, resaltar la singularidad de nuestras hidromieles y crear experiencias memorables. Estoy seguro de que las conexiones realizadas se traducirán en nuevas relaciones a largo plazo, con visitantes que probablemente buscarán nuestros productos en bares, restaurantes y tiendas locales, o incluso nos visitarán en Santa Bárbara.

El compromiso directo con los consumidores es insustituible. Hay algo profundamente gratificante en discutir nuestros productos cara a cara y ser testigo de las reacciones de primera mano. Esta retroalimentación inmediata es crucial para nuestra mejora continua e innovación.

El networking con otras pequeñas empresas fue otro punto destacado. Las conversaciones con posibles proveedores y colaboradores abrieron puertas al crecimiento empresarial futuro y a las asociaciones, reforzando el papel del festival como catalizador de la sinergia comunitaria.

Sobre todo, el festival fue inmensamente disfrutable tanto para Alejandra como para mí. Ofreció una pausa refrescante de nuestras rutinas diarias y aumentó nuestra moral, reforzando nuestro orgullo en nuestro oficio y logros.

A medida que esperamos participar en más festivales de cerveza regionales y pequeños, recordamos las oportunidades multifacéticas que estos eventos presentan. Nos permiten expandir nuestro negocio, profundizar el compromiso comunitario y mejorar nuestra marca, todo mientras disfrutamos de la camaradería de la industria de bebidas artesanales.


¿Alguna vez has descubierto un negocio o producto local en un evento comunitario que te dejó una impresión duradera? Me encantaría escuchar sobre tus experiencias y el impacto que tuvieron en tu percepción de las marcas locales.

0 comentarios

Dejar un comentario

Todos los comentarios del blog se comprueban antes de su publicación